miércoles, 22 de julio de 2015

Los "deliveries"

En los 70 y los 80 no existían estos trabajadores. 
En esos años se vendía el aceite detallado, porque el envase era una lata bien grande, que luego se utilizaba como recipiente para la basura, para el agua, hervir ropa, etcétera. Recuerdo cuando el camión de la basura pasaba y tiraba la lata de tal forma que se iba sumiendo.  
Luego vino el plástico a sustituir estos envases. Ya el aceite se despachaba en funditas desechables, en botellitas y también fue cambiando el estilo de vida del barrio. De colmados se pasó a los supermercados chinos (me acuerdo del Fong en Villa Juana) lo que abarataba el costo de la canasta familiar, además de que la compra la llevaban a la casa, al igual que comprar en los almacenes de venta al por mayor. 
 
Luego del cierre de estos supermercados pequeños, a causa de la crisis económica, la gente no podía hacer compras en gran cantidad, y si la hacía era “cheliando”, además de que ya no llevaban la compra a domicilio y los supermercados más grandes acapararon la atención de los clientes. Debido al precio del pasaje y de “las carreras” para ir tan lejos a hacer una compra tan pequeña, apareció la comodidad del “delivery”, que te lleva los productos hasta la puerta de la casa. 
Solo llamas por teléfono, pide y en minutos está el motor sin “mofle” con el pedido. No soporto que cuando llamo a un colmado el dependiente dice “¿y qué más?”, pues al igual que las farmacias tienen un límite de compra para brindar el servicio a domicilio. 
Presiento que pronto desaparecerán, porque los negocios pequeños están desapareciendo otra vez y ahora existen grandes supermercados, que tienen de todo, además de ofertas de vegetales, otro día de víveres y así sucesivamente, para obligarnos a estar todos los días en esos establecimientos, aprovechando los buenos precios, además de otras ofertas con una tarjeta, que va acumulando puntos, lo que obliga a ser fieles a ese negocio. 
Hay usuarios con varias tarjetitas de esas y las usan indistintamente en los distintos supermercados a conveniencia. 
¿Sabían que cuando un “delivery” nos lleva el pedido, ya ha pagado al encargado del colmado el valor de la factura con su peculio? ¿Será para asegurar el dinero del dueño del colmado?

--------------------------------
Xiomarita Pérez
Publicado en Columna folcloreando del Listín Diario el 22-07-2015

1 comentario:

  1. Y es bueno que la gente sepa que el delivery trabaja practicamente por la propina.

    Asi que cuando pidan algo, dejen caer 5 ó 10 pesos.

    El negocio le da las tres comidas diarias, alojamiento y unos RD$5,000.

    Si es una zona de buenas propinas, el delivery puede hacer hasta RD$15,000 mensuales.

    ResponderEliminar