lunes, 10 de marzo de 2014

Fundación Mauricio Báez

Bailando momise

Parte de mi familia emigró de Puerto Plata a la capital en el año 1966. Nos instalamos en Villa Juana y fue una experiencia inolvidable.  

Allí crecí, perdón, me crié, porque no he aumentado ni una pulgada.  Recuerdo ese barrio lleno de cuarterías y barras pero con gente humilde de corazón, entusiasta, y que todavía guardo en mi memoria. No puedo olvidar el Club Edison en la calle Amiama Gómez y el Club Mauricio Báez, al cual fui a ver la obra “Tataibá”, creo que protagonizada por Joseph Cáceres
 
Así comenzó y hoy ese club, que antes era un patio grande con una cancha, es hoy un centro cultural enclavado en una de las mejores edificaciones construidas en el país, y no solo eso; lo más importante son los aportes que están haciendo a la comunidad a través de la Fundación Mauricio Báez. La educación, la salud, el deporte y la cultura es lo prioritario para estos hombres y mujeres que quizás nunca pensaron en la adultez de ese proyecto tan maravilloso, un simple espacio convertido en un complejo deportivo, cultural, educativo y social. 
Aprendiendo merengue
Lo que más me sorprendió fue el empeño de Silvania y Nicauris para que yo participara como conferencista-tallerista sobre el folklore dominicano (música, baile, juegos infantiles, carnaval, artesanía, instrumentos), gratis para estudiantes adolescentes y preadolescentes, lo que no ocurre con muchos directores de colegios privados, que cobran carísimo y no se preocupan porque sus estudiantes tengan una visión amplia de sus costumbres y tradiciones y, si lo hacen, los padres tienen que “cantearse”, además de la cuota que dan cuando inicia el año escolar. 
                                                       
Sé que César Heredia, director ejecutivo de la Fundación, ha confiado en que estos 50 años forjando valores para la sociedad no se han perdido, ha sido un aporte a emular por muchas fundaciones y otros centros que trabajan con la juventud.
Donando una de mis obras a la Fundación
Me gustó el auditorio donde se desarrolló la conferencia taller,  los equipos técnicos, así como el comportamiento y participación de los estudiantes, profesores y empleados, que estuvieron de cerca en esta jornada
                                                     
Gracias a la gerente técnica Silvania Aquino, Nicauris Berroa, Bibliotecaria; Kelvin, de Audiovisuales, y Luis Daniel Tejeda, fotógrafo.


-----------------------------------
Columna Folcloreando
Xiomarita Pérez
Publicada en Listín Diario el miércoles 5 de marzo, 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario