miércoles, 24 de abril de 2013

Las telas y su textura

Mi madre era modista y siempre nos hacía vestiditos de los sobrantes. Una vez me hizo uno de tres colores, rojo, azul y blanco, de la misma textura, imagínense, la bandera dominicana. Doña Edna, como le decían, tenía mucha creatividad para combinar colores y texturas.
Mi padrino Segundo González, que vivía en Montellano, tenía una tienda de telas y todos los 25 de diciembre íbamos a buscar nuestro regalo de Niño Jesús. Cada año nuestro regalo era tela, tela y más tela. En esas nunca faltó el arroz con coco que, aunque mi madre me confeccionaba el vestido forrado, en tiempo de calor me daba una picazón que ya pueden imaginarse.
¡Ay! el organdí (no suizo) era otro que picaba. Pero los vestidos en esas telas eran las galas de los bautizos y cumpleaños, ya que los ricos usaban organdí suizo, peau de soie (podesuá) raso o satén de duquesa, estopilla, seda china, algodón. Existían otras telas como la guinga o cocaleca, mil rayas o mallorquín, chambray, indiangé, tafeta, tul, georgette (yoryé), crespón, hilo, charly, dacrón, que estaban de moda. ¿Y el aliento de niño?, precisamente por ser tan suave así lo nombraban.
Para los varones, además del mallorquín, el dril, la gabardina, corduroy, fuerte azul y el casimir inglés para los trajes de gala.
Las telas para vestidos de promesa eran de Macario, buenatu o “alistao”, que son unos cuadritos diminutos que muchas veces se combinaban con tela de color morado obispo. Todavía se conserva esta tradición.
Las modas de antes eran chemisse, imperio, mil varas, marinero, plisados, sesgado, camisero, tachones encontrados, yonsu, María Victoria, etc., pero la moda más convencional fue el vestido camisero.
En la actualidad lo que más se usa es el algodón por nuestro clima tropical, además de la estopilla, y el lino. Las jóvenes usan telas que expanden y las más adultas para las noches de fiesta usan el chiffon, que es una de las telas más glamorosas.
Para el luto cerrado tela negra de algodón, para el “medio luto” estampados de color negro y blanco, para el “disimulo” se utilizan colores tenues como el morado lila, gris, marrón oscuro, crema, blanco y azul marino. 

------------
Columna Folcloreando del 24 de abril, 2013 




No hay comentarios:

Publicar un comentario