domingo, 7 de febrero de 2016

El chambre en el Día Nacional del Folklore





El nombre de este plato Xiomarita lo conoció en Puerto Plata, ya que en su casa se hacia frecuentemente. En el Sur le dicen sambumbio y en la Capital, donde está concentrada la mayoría de gente de los pueblos, le llaman “chapea”. Tendrá que ver con “chapiadora” o con “chapiar” la grama”.  ¿El término vendrá de Haití?
Mientras busca sus orígenes, la consultora folklórica hace un ritual que inicia desgranando los guandules, lo lava con sal para que no estén manchosos y luego se sofríe, tapándolos y echándoles agua caliente poco a poco, para que se ablanden rápidamente.  Lo ideal es cocinar guandules en el período noviembre-enero, más o menos, porque no están  “cascarosos”.  En una olla con agua se echa un puño de arroz que crecerá, mientras se le agrega agua y los sazones. Luego los víveres y carne, si existe la condición económica, ya que este plato se elabora cuando la persona no tiene los recursos económicos necesarios. Algunas familias le agregan leche de coco dependiendo del lugar de origen.

---------------------------
Xiomarita Pérez
Publicado el  10-02-16


jueves, 10 de diciembre de 2015

La cocina tradicional dominicana es un patrimonio cultural inmaterial


                          

A propósito del Dia del Patrimonio Nacional


Un manifiesto se firmó recientemente para desarrollar la gastronomía y el turismo gastronómico en la República Dominicana hasta el 2020, con el objetivo de salvaguardar la cultura gastronómica, dignificar su identidad y profesionalización gastronómica con propósitos turísticos.
La firma del documento se efectuó, luego de haber debatido y consensuado de manera íntegra, al finalizar un taller de dos días, impartido por el especialista mexicano Antonio Montecinos, con el tema “Gastronomía turística sostenible: Planificación y productos en República Dominicana”, donde estuvieron presentes funcionarios de los ministerios  de Cultura y Turismo que apoyan este Proyecto de Nación, conjuntamente con la Fundación Sabores Dominicanos (FSD).
                               
Los treinta (30) firmantes participantes son expertos gastronómicos y prestadores de servicios gastronómicos y turísticos, autoridades,  académicos y comunicadores, los que aunaron esfuerzos para materializar la gastronomía dominicana con nombre y apellido paterno e innumerables apellidos maternos, como uno de los resultados del primer diagnóstico y actividades prioritarias para el desarrollo de la gastronomía y el turismo gastronómico en nuestro país 2016-2020.
                              
 Conceptualizando el nombre y apellido paterno de la cocina dominicana sería “cocina tradicional dominicana”, respetando las propuestas especializadas, como la alta cocina, contemporánea, criolla, caribeña, por ejemplo, “alta cocina tradicional dominicana regional”, “alta cocina tradicional dominicana contemporánea”, “cocina tradicional dominicana criolla”, “cocina tradicional caribeña dominicana”, etc.
Entre otras propuestas a que se llegó están la de identificar a cocineros y cocineras tradicionales y poner en valor platillos, bebidas y remanentes de la convergencia de la cocina aborigen, española, africana, árabe, caribeña y otras que históricamente la conforman. Identificar y reconocer a mujeres y hombres emblemáticos de la cadena de valor del sistema alimenticio y gastronómico, tales como productores de dulce, pan, café, mermelada, aguacate, cacao y otros insumos agrícolas endémicos.
 
También, desarrollar red de establecimientos promotores de la gastronomía tradicional (paradores gastronómicos y turísticos), crear marcas colectivas de productos endémicos que sean estratégicos para la canasta básica y de los platillos emblemáticos de la cocina dominicana. Elaborar recetario de cocina tradicional actual y vanguardista que estandarice recetas fáciles de preparar, rentables y su consumo pueda ser popular. Impartir cursos y concursos de cocina tradicional vigente y otras modalidades que preserven las formas actuales, innoven y puedan crear otras presentaciones vanguardistas respetando su esencia. Además, crear una marca gastronómica país, con un estudio profesional que demuestre los elementos relacionados con el patrimonio gastronómico y colores con los que se identifique la sociedad en general y podamos alzar la voz y decir “Aquí se come bueno!
------------------------- 
Publicado por Xiomarita Pérez
el 10-12-2015



martes, 17 de noviembre de 2015

Las abejas de Xiomarita



Inicio del trabajo
Jamás pensó que su casa era tan tranquila, pero tan tranquila, que varias abejas anidaran dentro del revestimiento de la madera de uno de sus espacios del hogar, sin ella saberlo, por más de dos años.
Veía algunas que entraban y salían, peno no observó el orificio donde “dulcemente” tenían una colmena, hasta que un día le echó una sustancia en aerosol en algunas rendijas de la madera y se escuchó un solo murmullo, pero aun así no pensó que podían existir más de 40 mil de estos insectos.
                                      
Puso notas en las redes sociales, para que alguien se apoderara de ellas y nadie le hizo caso. La gente le decía que las abejas siempre buscan los espacios tranquilos y la dueña decía que eso era mentira, porque el día entero coloca música de todo tipo. También le dijeron que las abejas están donde hay vibraciones o energías positivas y era cierto, pero no se convencía, porque tantas abejas que estaban como “Pedro por su casa” no la dejaban tranquila. También le “metieron miedo” diciéndole que lo que haría iba en contra del medio ambiente, y se echaba para atrás…
 
 
Hasta que un día…. del 2014, decidió contratar a un exterminador y le propuso 500 pesos. Cuando el joven comenzó a quitar las maderas y la propietaria del apartamento ver que eran bastantes colmenas, decidió espontáneamente ofrecerle 500 pesos más. Pero ya cuando iba por la mitad el “apicultor” se rebeló y fue él que puso precio a su trabajo: 8 mil.  Xiomarita quiso volverse loca, no tenía el dinero para pagar ese gran trabajo, pero tampoco quería convivir con ellas ¡basta ya de hembras!, exclamó.
                                     
La constructora de la urbanización decidió darle al exterminador un empleo, a cambio de sacar todas las abejas, incluyendo las reinas que había, en más de 40 panales, además de llevarse la miel que emanaba, dulcificando el piso, embarrando a la dueña, y algunas hembras detrás de ella, como si quisieran jugar a las escondidas. Salió ganando por el trabajo que hizo, colocó las abejas reinas en un bosque cercano del residencial y vivirá eternamente de “luna de miel”.

-----------------------------------
Publicado el 17-11-2015

 

domingo, 4 de octubre de 2015

Desgranando buen pan



Yhovanny Diaz Peralta ayuda a doña Rita Montás a desgranar buen pan.
El verdor de los árboles, la sombra y el trinar de los pájaros invitan a compartir en un ambiente saludable, con uno de los seres más maravilloso que existe en su comunidad, que ama todo lo que ha sembrado, ya sea flores y frutos que luego "decosecha", se alimenta, los obsequia y de los desperdicios de los mismos emerge una nueva siembra y otros van a alimentar a sus animales, dándose el mejor de los reciclajes biológicos. Esa es Rita Montás, cuyas vivencias no tienen precio ya que se aprende de esta mujer que conoce el origen y el nombre de más de cien variedades de frutas y flores que la acompañan en su diario vivir.



-----------------------------
Xiomarita Pérez
Texto y foto
Publicado el 4-10-2015

Cómo mantener vivo el inventario folklórico

La primera directora Nacional de Folklore hizo un llamado a los inspectores del Ministerio de Educación, maestros y estudiantes de medicina para que recopilen datos folklóricos mientras realizan su labor en las diferentes provincias y municipios.
De ese modo, Xiomarita Pérez se identifica con la pionera del folklore dominicano, Edna Garrido de Boggs, y del médico investigador Rafael Cantisano, quienes recogieron en sus obras informaciones de las costumbres y tradiciones de los campos y pueblos producto de la interrelación con la gente.
Esa propuesta la hace la especialista a propósito de celebrarse este 22 de agosto el Día Mundial del Folklore.
Pérez señala que en la obra “Reseña histórica del folklore dominicano” (2006) Edna Garrido registra en su apéndice C, dedicado al folklore de Higüey en los años 1921 y 1922 (entonces provincia El Seibo), informes sobre las leyendas, cuentos, refranes, dichos, adivinanzas, cantos, bailes, juegos, creencias, religión, ritos de pasajes, medicina y arquitectura populares recopilados por maestros y maestras de escuelas.
 
Asimismo, el médico y propulsor de los festivales folklóricos, Rafael Cantisano, cita en el libro de monografías compartidas “Medicina folklórica y atención primaria” (1980) las experiencias vividas cuando realizaba su pasantía en la región Norte en 1952, al investigar cómo curaban sus enfermedades la gente del pueblo.
“Es decir, el folklore lo orientó para poder llegar a la población y cambiar los criterios para la aplicación de una medicina más avanzada”, sostuvo.
Según Xiomarita, “reiniciar esa práctica sería interesantísimo, porque los espacios libres de esas personas los utilizarían para indagar acerca de las costumbres y tradiciones de los pueblos y fungirían como enlaces de los investigadores para que éstos continúen su labor de producción”.
Ella entiende que “la cultura se transforma producto de la necesidad y de esa manera habría una base científica para hacer comparaciones de estos cambios, además de imitar con el ejemplo”.
Origen. Este vocablo fue creado por el escritor y arqueólogo inglés William John Thoms y publicado por primera vez el 22 de agosto del año 1846, en la revista londinense Atheneum No. 982.

----------------------------------
Con motivo del Día Mundial del Folklore
Entrevista realizada a Xiomarita Pérez en el periódico Hoy, 21-08-2014
La foto es propiedad del periódico Hoy