miércoles, 14 de septiembre de 2016

Cero uniforme a las domésticas



¿Y si voy al supermercado vestida con el mismo uniforme de mi doméstica, soy esclava también?
Tengo varias blusas cuello V y con dos bolsillos en la parte inferior, de las que usan los médicos, las enfermeras o “norsas” y dependiendo a quiénes atiendan es el estampado. Si son para médicos que trabajan en la sala de cirugía son verdes lisas, si son para la sala de pediatría son estampadas con muñequitos y así sucesivamente. También las que trabajan en salones de bellezas, las que cuidan niños, los de odontología, etc. 
 
Uniformes Batissa
Le pregunté  a Margarita (mi compañera de trabajo hogareño) si ella quería ese tipo de blusas con motivos frutales, para que esté más cómoda en la casa, ya que tiene bolsillos y la puede dejar en la casa para ponérsela al otro día y aceptó. 
Todavía no he tenido la oportunidad de salir con ella al supermercado, pero júrenlo, que cuando regrese a mi país me pondré mi blusa e iré con ella para ver a quién la ministra de la mujer meterá presa.
Las clases sociales que existen en nuestro país son tres: La clase alta, los saltos sociales y la baja, esta última pertenecemos Margarita y yo, ya que ambas tenemos que guayar la yuca. Ella para ayudar junto a su esposo a “subir” a su familia y yo para pagar los préstamos que debo.
Además de ese tipo de blusas, desde hace bastante tiempo existe otra indumentaria tradicional, pero principalmente la usan las que trabajan en casa de familia de alta clase social, ¿leyeron? Esa clase social que es rica de cuna, que no tienen complejos y es la vestimenta más linda, un camisero entallado,  de telas de guinga o cocaleca; de mil rayas o mallorquín, con bolsillos, abierto en la parte frontal, mangas cortas con puños blancos, el cuello también blanco. Incluso, el vestido tipo camisero lo considero como la indumentaria típica del pueblo dominicano, es el que se ha usado por siempre, con diferentes modalidades. He visto trabajadoras domésticas no uniformadas que no se tienen que bajarse para que se le vea la rabandola,  y también el “colalé”.
Considero que es más esclavitud  tener tres empleos para subsistir, como las enfermeras, que el sueldo no le da para nada y tienen que ‘buscárselas”, poniendo a los pacientes en riesgo, porque esas mujeres no duermen, es de trasnoche en trasnoche.
 
La Doncella Uniformes.com
Doy testimonio de que a mí me pasó con una de mis hijas que le suministraron una dosis de un medicamento broncodilatador duplicado y le dio una taquicardia. El subirle el sueldo es más importante para estas mujeres que el uniforme de las domésticas, pero además, si vamos a esto, las enfermeras o norsas son esclavas también, cuando salen con los enfermos al supermercado, a las clínicas con su “jefe” al lado. Es esclavitud, entonces, cuando las estudiantes con sus respectivos uniformes van a las ferias del libro, a exposiciones, a paseos con un uniforme diferente a las profesoras. 
También, cuando las mujeres de un ballet folclórico salen con su vestimenta a actuar y la directora vestida de civil. Las secretarias también son esclavas, porque además de usar uniformes diferentes a sus jefes tienen que soportar humillaciones, y ponerse “donde el capitán la vea”. ¿Y no es discriminación que en los colegios las hembras usen faldas y los varones pantalones?, para que dichas hembras no usen pantalones ceñidos. ¿O es para que los muchachos sigan con el juego del “espejito en el zapato”, para verles los “blumen” a las muchachas? 
Si ustedes chequean, solo estoy hablando de mujeres, porque es del Ministerio de la Mujer la presunta propuesta, pero en este caso también hay discriminación, porque ¿dónde está el Ministerio del Hombre? Por eso siempre digo que soy “machista-leninista”, porque no soporto esas divisiones si somos seres humanos. Lo que más daño ha hecho a este país es enfocarse siempre en los complejos, en las divisiones, en la discriminación, en la esclavitud, que si el pajón, etc
Y les digo algo, yo soy más racista  que todas las personas que hablan de discriminación y de negritud, porque me encanta la gente negra, la que no tiene complejos, la que ama su color, la que se siente orgullosa de sus orígenes. No la que se tinta el pelo de rubio, la que se pone colores pasteles para disimular el color de piel, las que se ponen productos en la cara para blanquearse, debilitándose la piel, lo que ayuda al envejecimiento. 
En fin, considero que los que salen en defensa de la no esclavitud, de la no discriminación de la mujer, están discriminando con sus hechos y este tema es tan profundo y tan delicado que con estas noticias más daño se le hace a la sociedad.

------------------------------
Xiomarita Pérez
Folcloreando
Publicado en el Listín Diario el 14-09-2016


1 comentario:

  1. Tengo una curiosidad.
    Si en la mayoría de las empresas los empleados van uniformados en su horario de trabajo--Nadie nunca ha criticado eso-- ¿Por que si se trata de una domestica es visto como esclavitud/desigualdad y no se que mas?

    ResponderEliminar