jueves, 10 de diciembre de 2015

La cocina tradicional dominicana es un patrimonio cultural inmaterial


                          

A propósito del Dia del Patrimonio Nacional


Un manifiesto se firmó recientemente para desarrollar la gastronomía y el turismo gastronómico en la República Dominicana hasta el 2020, con el objetivo de salvaguardar la cultura gastronómica, dignificar su identidad y profesionalización gastronómica con propósitos turísticos.
La firma del documento se efectuó, luego de haber debatido y consensuado de manera íntegra, al finalizar un taller de dos días, impartido por el especialista mexicano Antonio Montecinos, con el tema “Gastronomía turística sostenible: Planificación y productos en República Dominicana”, donde estuvieron presentes funcionarios de los ministerios  de Cultura y Turismo que apoyan este Proyecto de Nación, conjuntamente con la Fundación Sabores Dominicanos (FSD).
                               
Los treinta (30) firmantes participantes son expertos gastronómicos y prestadores de servicios gastronómicos y turísticos, autoridades,  académicos y comunicadores, los que aunaron esfuerzos para materializar la gastronomía dominicana con nombre y apellido paterno e innumerables apellidos maternos, como uno de los resultados del primer diagnóstico y actividades prioritarias para el desarrollo de la gastronomía y el turismo gastronómico en nuestro país 2016-2020.
                              
 Conceptualizando el nombre y apellido paterno de la cocina dominicana sería “cocina tradicional dominicana”, respetando las propuestas especializadas, como la alta cocina, contemporánea, criolla, caribeña, por ejemplo, “alta cocina tradicional dominicana regional”, “alta cocina tradicional dominicana contemporánea”, “cocina tradicional dominicana criolla”, “cocina tradicional caribeña dominicana”, etc.
Entre otras propuestas a que se llegó están la de identificar a cocineros y cocineras tradicionales y poner en valor platillos, bebidas y remanentes de la convergencia de la cocina aborigen, española, africana, árabe, caribeña y otras que históricamente la conforman. Identificar y reconocer a mujeres y hombres emblemáticos de la cadena de valor del sistema alimenticio y gastronómico, tales como productores de dulce, pan, café, mermelada, aguacate, cacao y otros insumos agrícolas endémicos.
 
También, desarrollar red de establecimientos promotores de la gastronomía tradicional (paradores gastronómicos y turísticos), crear marcas colectivas de productos endémicos que sean estratégicos para la canasta básica y de los platillos emblemáticos de la cocina dominicana. Elaborar recetario de cocina tradicional actual y vanguardista que estandarice recetas fáciles de preparar, rentables y su consumo pueda ser popular. Impartir cursos y concursos de cocina tradicional vigente y otras modalidades que preserven las formas actuales, innoven y puedan crear otras presentaciones vanguardistas respetando su esencia. Además, crear una marca gastronómica país, con un estudio profesional que demuestre los elementos relacionados con el patrimonio gastronómico y colores con los que se identifique la sociedad en general y podamos alzar la voz y decir “Aquí se come bueno!
------------------------- 
Publicado por Xiomarita Pérez
el 10-12-2015



martes, 17 de noviembre de 2015

Las abejas de Xiomarita



Inicio del trabajo
Jamás pensó que su casa era tan tranquila, pero tan tranquila, que varias abejas anidaran dentro del revestimiento de la madera de uno de sus espacios del hogar, sin ella saberlo, por más de dos años.
Veía algunas que entraban y salían, peno no observó el orificio donde “dulcemente” tenían una colmena, hasta que un día le echó una sustancia en aerosol en algunas rendijas de la madera y se escuchó un solo murmullo, pero aun así no pensó que podían existir más de 40 mil de estos insectos.
                                      
Puso notas en las redes sociales, para que alguien se apoderara de ellas y nadie le hizo caso. La gente le decía que las abejas siempre buscan los espacios tranquilos y la dueña decía que eso era mentira, porque el día entero coloca música de todo tipo. También le dijeron que las abejas están donde hay vibraciones o energías positivas y era cierto, pero no se convencía, porque tantas abejas que estaban como “Pedro por su casa” no la dejaban tranquila. También le “metieron miedo” diciéndole que lo que haría iba en contra del medio ambiente, y se echaba para atrás…
 
 
Hasta que un día…. del 2014, decidió contratar a un exterminador y le propuso 500 pesos. Cuando el joven comenzó a quitar las maderas y la propietaria del apartamento ver que eran bastantes colmenas, decidió espontáneamente ofrecerle 500 pesos más. Pero ya cuando iba por la mitad el “apicultor” se rebeló y fue él que puso precio a su trabajo: 8 mil.  Xiomarita quiso volverse loca, no tenía el dinero para pagar ese gran trabajo, pero tampoco quería convivir con ellas ¡basta ya de hembras!, exclamó.
                                     
La constructora de la urbanización decidió darle al exterminador un empleo, a cambio de sacar todas las abejas, incluyendo las reinas que había, en más de 40 panales, además de llevarse la miel que emanaba, dulcificando el piso, embarrando a la dueña, y algunas hembras detrás de ella, como si quisieran jugar a las escondidas. Salió ganando por el trabajo que hizo, colocó las abejas reinas en un bosque cercano del residencial y vivirá eternamente de “luna de miel”.

-----------------------------------
Publicado el 17-11-2015

 

domingo, 4 de octubre de 2015

Desgranando buen pan



Yhovanny Diaz Peralta ayuda a doña Rita Montás a desgranar buen pan.
El verdor de los árboles, la sombra y el trinar de los pájaros invitan a compartir en un ambiente saludable, con uno de los seres más maravilloso que existe en su comunidad, que ama todo lo que ha sembrado, ya sea flores y frutos que luego "decosecha", se alimenta, los obsequia y de los desperdicios de los mismos emerge una nueva siembra y otros van a alimentar a sus animales, dándose el mejor de los reciclajes biológicos. Esa es Rita Montás, cuyas vivencias no tienen precio ya que se aprende de esta mujer que conoce el origen y el nombre de más de cien variedades de frutas y flores que la acompañan en su diario vivir.



-----------------------------
Xiomarita Pérez
Texto y foto
Publicado el 4-10-2015

Cómo mantener vivo el inventario folklórico

La primera directora Nacional de Folklore hizo un llamado a los inspectores del Ministerio de Educación, maestros y estudiantes de medicina para que recopilen datos folklóricos mientras realizan su labor en las diferentes provincias y municipios.
De ese modo, Xiomarita Pérez se identifica con la pionera del folklore dominicano, Edna Garrido de Boggs, y del médico investigador Rafael Cantisano, quienes recogieron en sus obras informaciones de las costumbres y tradiciones de los campos y pueblos producto de la interrelación con la gente.
Esa propuesta la hace la especialista a propósito de celebrarse este 22 de agosto el Día Mundial del Folklore.
Pérez señala que en la obra “Reseña histórica del folklore dominicano” (2006) Edna Garrido registra en su apéndice C, dedicado al folklore de Higüey en los años 1921 y 1922 (entonces provincia El Seibo), informes sobre las leyendas, cuentos, refranes, dichos, adivinanzas, cantos, bailes, juegos, creencias, religión, ritos de pasajes, medicina y arquitectura populares recopilados por maestros y maestras de escuelas.
 
Asimismo, el médico y propulsor de los festivales folklóricos, Rafael Cantisano, cita en el libro de monografías compartidas “Medicina folklórica y atención primaria” (1980) las experiencias vividas cuando realizaba su pasantía en la región Norte en 1952, al investigar cómo curaban sus enfermedades la gente del pueblo.
“Es decir, el folklore lo orientó para poder llegar a la población y cambiar los criterios para la aplicación de una medicina más avanzada”, sostuvo.
Según Xiomarita, “reiniciar esa práctica sería interesantísimo, porque los espacios libres de esas personas los utilizarían para indagar acerca de las costumbres y tradiciones de los pueblos y fungirían como enlaces de los investigadores para que éstos continúen su labor de producción”.
Ella entiende que “la cultura se transforma producto de la necesidad y de esa manera habría una base científica para hacer comparaciones de estos cambios, además de imitar con el ejemplo”.
Origen. Este vocablo fue creado por el escritor y arqueólogo inglés William John Thoms y publicado por primera vez el 22 de agosto del año 1846, en la revista londinense Atheneum No. 982.

----------------------------------
Con motivo del Día Mundial del Folklore
Entrevista realizada a Xiomarita Pérez en el periódico Hoy, 21-08-2014
La foto es propiedad del periódico Hoy

sábado, 3 de octubre de 2015

No solo es comer bien sino bueno

Aunque la mayoría de los hombres dominicanos no cocinan, le encanta que su mujer le prepare una comidita bien sazonaíta, aunque no tengan dinero y que la "bandera dominicana", en vez de carne tenga "compaña", que puede ser berenjena, espaguetis, tayota, huevos revueltos o pica pica. Lo importante es que tenga un gustico especial de recaíto o cilantrico, ají gustoso, un chin de ajo, cebolla y la naranja agria. Ah!  sin olvidar el concón.

-------------------------
Xiomarita Pérez
Texto y foto

Publicado el 3-09-2015

viernes, 25 de septiembre de 2015

Respeto ante todo

Hace casi un año escribí una columna cuyo título fue “Cobro por lo que sé”. He querido reforzar esa columna que fue en dos entregas, porque las personas o los comerciantes quieren brindar un trato igual a los que viven de la compra-venta y a los que son especialistas en un área. 
Cuando me piden una cotización de la presentación de un grupo folklórico, no es lo mismo que pedírmela de los instrumentos folklóricos del país. Si es un grupo folklórico, solo hay que llamar a dos o tres grupos y ver cuál ofrece un precio justo de acuerdo al repertorio, número de parejas, y si incluye o no el sonido. 
Pero cuando se pide una cotización o un presupuesto de todos los instrumentos folklóricos por región o por baile la cosa cambia. No es llamar a la Rosario o a Dumé, preguntando a cómo es la yarda del encaje suizo o de algodón, sino llamar a los hacedores del folklore por el celular (porque nunca tienen teléfonos fijos) para saber el valor de esos instrumentos folklóricos, que la madera no tengan carcoma, que estén bien elaborados y quienes los fabriquen sean los que los practiquen o de la misma zona. 
No es  llamar a un delivery o a un motoconcho para que los busque, es estar en contacto permanente con esos músicos que son especialistas en su área. 
Entonces, algunas veces me siento que me han utilizado, porque para hacer un presupuesto de esta índole no es conocer a las personas que lo fabrica sino tener el conocimiento de las danzas que se practican, de nuestra cultura tradicional, por lo que considero que se debe cobrar por los conocimientos no por lo que hacemos. 
Duré unos 19 días, haciendo las investigaciones de lugar, llamando por mi celular, yendo a algunos lugares, porque soy muy formal en mi trabajo ¿y eso no tiene valor? Una de las cosas por la que me cuido es de no aceptar regalos de personas a quienes les haya hecho un trabajo, y si he aceptado algún regalo esa persona debe sentirse privilegiada, porque soy complicada en esos asuntos. 
No me gusta sentirme comprometida, por lo que el trabajo lo separo de mis emociones, que son muchas. Cobro por lo que sé, no por lo que hago. Los conocimientos se pagan y muy bien, no con un “Gracias... te dejo saber”.

---------------------------------
Xiomarita Pérez
Columna Folcloreando, publicada en Listín Diario el 23-09-2015

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Portal de gastronomía RD

Este fin de semana habrá un taller para presentar la Propuesta Gastronómica RD 20-20, dentro de la cual se lanzará el Portal Gastronómico Dominicano
Por primera vez en nuestro país contaremos con un archivo general de la gastronomía dominicana, o más bien una residencia oficial, donde la estructura tendrá unas siete habitaciones, que se podrían  ir ampliando si fuere necesario, con el objetivo de que nuestro país tenga una identidad gastronómica y que sea un proyecto de nación. 
Quienes promueven esta genial idea es la Fundación Sabores Dominicanos  en las manos de expertos en el tema gastronómico, entre ellos Luis Marino López, Bolívar Troncoso y Juan Febles.
Todas las personas amantes de nuestras comidas y bebidas, como escritores, chefs, periodistas, comunicadores, fotógrafos, personas cuyos descendientes les enseñaron técnicas vinculadas a la gastronomía tradicional, en fin todos los que puedan “aportar al portal”, con recetas de la abuela, entrevistas, libros y artículos, contribuyendo así con un granito de arena a la Marca País en el área gastronómica. 
Mangú
Lo importante es que pensemos, y es la realidad, que ¡aquí se come bueno! 
Es importante sumarse a esta obra, ser parte de la Red de Colaboradores de Contenido Gastronómico (RCCG) que se lanzará próximamente. 
Ofertando nuestra comida estamos contribuyendo a la dominicanidad. No permitamos que la comida rápida sustituya nuestra comida local, es importante que preservemos lo que nos da el sello de dominicanidad, por lo que apoyando esta iniciativa estaremos generando un posicionamiento de la gastronomía dominicana en los próximos 5 años.  
Somos un país con una riqueza cultural envidiable, principalmente en la gastronomía y esa diversidad de platos regionales nos hace únicos. El turista interno lo sabe, lo busca y los saborea y el turista que viene a conocer la República Dominicana quiere encontrarse con lo que nos distingue, el sazón de nuestra comida y la forma de elaborarla, que es lo que nos da la identidad dominicana, por lo que como país podríamos convertirnos en un destino gastronómico, como en otros países. 
El taller-presentación será el próximo sábado, de 9:30 de la mañana a 12:00 del mediodía y el cupo es limitado. Si están interesados en formar parte de la red y adquirir más informaciones, pues comuníquense con quien esto escribe. 
Somos un pueblo que canta, baila, come, y esto último es una necesidad y un placer.

---------------------------------------
Xiomarita Pérez
Folcloreando 
Publicada en Listín Diario el 16-09-2015

miércoles, 5 de agosto de 2015

Un 'no' a Monsanto

El lunes recibí una noticia que me ha amargado mi existencia
Mientras el hacha va y viene y la delincuencia se apodera del país entero, que no podemos salir de nuestras casas, porque no sabemos si llegaremos vivos, los camiones se llenan de arena dejando los ríos violados y la escasez de agua está a la orden del día. Precisamente por los cortes de árboles y la arena para utilizarla en la construcción, las empresas Monsanto y Ruiter Seeds firman un acuerdo en la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD). Conozco poco al presidente ejecutivo de la JAD, Osmar Benítez, pero he seguido su trayectoria de un hombre que vela por los intereses de la nación, de un defensor de la agropecuaria nacional, y me entero que usaron la plataforma de la JAD para este convenio, que lo considero no apto para la población dominicana. 
La sanidad e inocuidad de alimentos forman parte de las áreas que la JAD está impulsando a través del gobierno.  
www.biodiversidadla.org
Monsanto es una “empresa transnacional que controla alrededor de 90 por ciento del mercado mundial de semillas transgénicas”, según la página Greenpeace. Soy dominicana y considero que como dominicanos que somos deben tomarnos en cuenta para ese tipo de decisión. ¿Los empresarios agropecuarios conocen las consecuencias de lo que sucederá si esta empresa se apodera del control o los controles de la comercialización y soporte técnico?
¿Tienen hijos y familiares los que apoyan esta decisión?  ¿No saben los que firmaron que este convenio es un atentado a la salud, a la vida de los que no tenemos para dónde coger? ¿Y nuestros descendientes, qué pasará con ellos? ¿Los Monsanto comen de esos productos transgénicos? 
www.contrainjerencia.com
Este año 38 países marcharon en contra de Monsanto, por los peligros que ocasiona la empresa estadounidense al modificar genéticamente alimentos que consume la sociedad. Y nuestro país, ¿qué va a hacer?  
Nos matan, nos atracan, nos secuestran, nos roban, y ahora envenenarnos, ¿matándonos con cuchillito de palo, eh? ¿Es justo que nos merezcamos tantos males sociales, alimentarios y económicos? ¿Qué esperanza tendrán las nuevas generaciones, quiénes las orientarán respecto a los daños permanentes que nos causará esta poderosa empresa multinacional?  
Esta es una voz de alarma para el ministro de Agricultura y la Junta Agroempresarial Dominicana.

---------------------------
Xiomarita Pérez
Folcloreando
Publicada en Listín Diario el 5-08-2015

viernes, 31 de julio de 2015

Vakero invita a visitar la página de Xiomarita

video

-----------------
Publicado por Xiomarita Pérez el 3-08-2015

Un homenaje a Divina Estrella


La directora fundadora del Ballet Folklórico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y la alumna más aventajada del profesor René Carrasco nos habla de su quehacer en el campo del folklore musical y danzario, donde fue la estrella responsable de trabajar con cientos de adolescentes y adultos que integraron la parte del baile folklórico, que se formó para la inauguración de los XII Juegos, en 1974. 
 

El pasado 24 de julio se cumplió el 45 aniversario de la fundación de uno de los grupos que más ha investigado sobre nuestras danzas y quién mejor que la profesora Divina Estrella para hablar de su pasión como profesora de baile.
La Prof. Divina Estrella señala en su álbum de boda a su madrina Casandra Damirón.
Además de René Carrasco, fue alumna de Josefina Miniño, Clara Elena Ramírez y Casandra Damirón, quien fue la madrina de su boda con el profesor Abraham Espaillat.  
Tener varios reconocimientos no basta para el trabajo que ha hecho esta mujer en el campo del folklore. 
   En realidad, son aportes que debe conocer la sociedad dominicana, no su familia ni sus alumnos y personas que la rodean, que sí conocen el trabajo que ha realizado desde los 11 años.
El Prof. Luis Encarnación, padrino y el novio, Abraham Espaillat, observan a la madrina Casandra Damirón, estampando su firma en el Acta.
¿A qué edad se inició en las actividades folklóricas?
Me interés por el baile fue tan marcado que, desde la edad de 5 años, participé en un festival de baile en la ciudad de Santiago, donde gane el primer lugar. Me inicié en los bailes folklóricos a los 11 años, cuando ingresé a la academia del profesor René Carrasco, donde aprendí a bailar los palos o atabales, merengue, yuca, sarambo, zapateo, mangulina, carabiné, polka, chenche matriculado los congos y pambiche. También aprendí a tocar instrumentos típicos, además de mostrar las costumbres y las tradiciones a través del teatro folklórico, entre ellos el “Rebú campesino”.
La profesora Divina Estrella, quinta en la primera línea
¿Quiénes fueron sus profesores de folklore?
El profesor René Carrasco por mucho tiempo. También la profesora Josefina Miniño, quien me dio clases de baile internacional y modelaje, como premio por haber ganado el primer lugar en el Festival de Baile Folklórico en Radiotelevisión Dominicana y la profesora Clara Elena Ramírez, clases de ballet clásico.
La pareja Espaillat-Estrella con parte de los integrantes del Ballet UASD, Rondalla y Coro Universitario
                            
¿Cuáles alumnos recuerda?
Muchos fueron los alumnos que tuve en diferentes centros educativos, pero recuerdo con mucha alegría el grupo de estudiantes del ballet UASD, como José Castillo, Iván Domínguez, Ulises Castillo, Yolanda Morillo, Marcia Facundo, Daysi Sánchez, Alicia Custals,  los hermanos Duquela, Juan Candelario (Amado), entre otros.
La Prof. Divina, a la izquierda con blusa de cuadro, con algunos miembros del Ballet UASD finales de los '70
Para usted, ¿quién fue René Carrasco y cuáles fueron sus aportes?
Fue un incansable trabajador e investigador en el área del folklore dominicano, el que dedicó toda su vida a esta causa, específicamente a la investigación y la enseñanza de los bailes folklóricos dominicanos a diferentes generaciones de nuestro país y las costumbres y tradiciones dominicanas. Como aporte podemos mencionar su Academia-Museo La Cueva Colonial fundada en 1940. En 1968 escribió Cursillo Folklo-Festivo-Dominicano, en 1977 inicia su primer volumen de la Serie “Lo que se pierde en Santo Domingo”, en 1952 fue el pionero en ilustrar en el mapa de nuestro país los ritmos de cada región, además ensayos e investigaciones de costumbres dominicanas, entre otros aportes.
¿Cuáles fueron las figuras principales en el grupo folklórico de René Carrasco?
Además de René Carrasco y yo, Manuel Villafañas, Margarita Ureña, Anita Hernández, Héctor Reinoso, Dolores Rodríguez, entre otros.

Con algunas compañeras de baile
¿Perteneció al grupo de Casandra?
Si, participando en presentaciones nacionales e internacionales, la cual fue una experiencia diferente a los bailes del grupo del profesor René Carrasco.
Háblenos de su experiencia en el montaje del espectáculo folklórico que se presentó en la Inauguración de los XII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, celebrado en febrero de 1974
Fui nombrada como profesora responsable de la presentación del baile para la inauguración y clausura de los Juegos Deportivos Centroamericanos y el Caribe. Para este montaje de baile fueron seleccionados cientos de estudiantes de diferentes centros educativos como el Liceo Estados Unidos de América, el Liceo Salome Ureña, el Liceo Unión Panamericana, y el Ballet Folklórico de la UASD. Esta fue una experiencia nueva, ya que trabajé con cientos de estudiantes al mismo tiempo, para que se aprendieran la coreografía y la coordinación de dicho baile. Tuve dos personas que me asistieron, los profesores José Castillo y Luis Padilla. El tiempo de ensayo para el montaje de este baile fueron alrededor de 4 meses, tres veces por semana con dos horas en cada ensayo, para los diferentes grupos.
En el Archivo General de la Nación buscando fotos
Háblenos más de su experiencia artística laboral.
Siendo muy joven me inicio como profesora en el 1966 en la escuela Panamá, luego paso el Liceo Estados Unidos de América y el Liceo Salome Ureña, más tarde ingreso a la UASD. ¡Ah!, también participé en la película Caña Brava.
¿En qué año se integra a impartir clases de bailes folklóricos en la UASD?
En el año 1969, cuando fui nombrada como profesora de bailes folklóricos en el Departamento de Deportes y luego fui nombrada Directora del Ballet por el Departamento de Extensión Cultural, hoy Dirección de Cultura. La formación del Ballet de la UASD ha sido uno de los momentos más emotivos de mi vida.

¿Por qué renunció?
Primero, por problemas de salud y segundo, para dedicarle más tiempo a la familia que estaba creciendo.

Divina y Abraham en su hogar
¿Qué tiempo tiene casada con el profesor Abraham Espaillat?
Tenemos 43 años de casados. Lo conocí en el 1968 hace 47 años, en un campamento de verano en Boca Chica, organizado por la Secretaria de Educación hoy Ministerio de Educación. Yo impartía clases de baile y Abraham estaba en la parte de juegos recreativos y deportes. Desde entonces nos fuimos conociendo hasta llegar al matrimonio el 4 de septiembre del 1971. Los padrinos de la boda fueron Casandra Damirón y Luis Encarnación. Del matrimonio nacieron Abraham y Jesús y tenemos tres nietas. Es un matrimonio estable, compartimos todo en nuestras vidas y me considero bendecida por este maravilloso compañero de vida que Dios me ha dado.

--------------------------------
Xiomarita Pérez
Periódico Listín Diario
Publicado el 31 de julio 2015

miércoles, 29 de julio de 2015

Reconocimientos que no valoro








Los pergaminos de reconocimiento que se dan al granel no los valoro. Considero que estos son para congraciarse,  comprometerte  o  para que permanezca en la memoria de la institución como el logro de una gestión.  Siempre he dicho que estos reconocimientos no deben ser a la persona, sino más bien a la sociedad, porque es re-conocer, pero para la mayoría de los seres humanos es de mucha satisfacción que los tomen en cuenta por la labor que han hecho toda una vida. 
Darme un reconocimiento por los años que tengo trabajando en un sitio haciendo cosas, por lo que recibo un sueldo, no me toca las fibras del corazón ni del hígado ni mucho menos de los riñones. Darme un reconocimiento por ser mujer, periodista o madre, tampoco. 
                             
Enviarme una carta masiva de felicitación la aborrezco. No me gustan los homenajes masivos ni cabildeados, pero mucho menos un reconocimiento por pertenecer a una institución, la que debió quizás enviar una carta de felicitación cuando te distinguieron en un puesto donde crecerías profesional o culturalmente.
Sé que algo de anormal debo tener. Dicen que los puertoplateños o son locos o son poetas y en mi vida nunca he hecho una poesía. Recuerdo que cuando trabajé en el Departamento de Relaciones Públicas de la UNPHU, era la encargada de redactar las cartas de felicitaciones en el aniversario de los medios de comunicación y siempre me cuidé cada año de cambiar el contenido, porque es de mal gusto recibir la misma redacción cada año y a los diferentes periódicos.
Nunca he elogiado a mis hijas porque dejaron brillante la casa por la limpieza que hicieron, que era su deber hacerlo bien hecho, pero como es raro que las cosas tengan que hacerse  bien hechas, hay que premiar. Nunca “me la busqué”, porque los reconocimientos no se piden, se otorgan.  
Lo que me gusta son los elogios de personas que me ven por las calles, o en el facebook, y me expresan que me leen, y que han aprendido o recordado su niñez, por cualquier contenido costumbrista que coloco en esta columna.  
Cuando he hecho reconocimiento lo he pensado muy bien, lo hago de corazón, lo respeto y no me olvido del motivo por el cual lo entregué. Los reconocimientos son un cumplido y se han “cualquierizado” y masificado.
Lo primero que pregunté cuando me iban a hacer este reconocimiento que está plasmado aquí, fue el motivo de la entrega y cuando me lo dijeron acepté. Hasta un power point hicieron de mi trayectoria. Tengo también una cartita muy emotiva del Centro de Servicios Legales para la Mujer, Inc. (CENSEL), que luego la integraré.
---------------------------
Xiomarita Pérez
Columna Folcloreando
Editada y publicada en Listín Diario el 29-07-2015