miércoles, 29 de enero de 2014

Prevención de enfermedades

Una vez me clavé en la planta del pie y lo primero que hizo mi madre fue colocarme en la herida raíz de anamú embadurnada con trementina, envuelta y amarrada con un paño.
No podía pasar por donde hubiera estiércol u orina de caballo, porque estaba propensa a darme tétano. Antes existían dos tipos de vacunas antitetánicas: la humana y la de caballo.  
La más barata era la de caballo. En esos tiempos no se usaban las jeringuillas desechables sino las de cristal, que luego de su uso se ponían a hervir, para desinfectarlas, en ollitas esmaltadas.
Eran reusables. En algunas casas ponían letreros ofreciendo este servicio: “Se ponen inyecciones”, pero tenían que presentar la receta. Muchas veces eran “norsas” o enfermeras que se ganaban esos chelitos haciendo este servicio.
Estas personas tenían fama de que al inyectar poseían la mano liviana o la mano pesada, dependiendo de la paciencia o dulzura de la especialista. Ya es muy raro que las personas se animen a inyectar, siempre lo hacen en las clínicas, eso se olvidó.
Jeringuilla de cristal de la Coleccion de Xiomarita Pérez
¿Recuerdan que había gente que eran expertas en tirar la jeringa a larga distancia, principalmente en las nalgas?, y luego frotaban con algodón untado de alcohol y masajeaban (ya no lo hacen). Si la persona que inyectaba era poco diestra le salía un hematoma o moratón y esto era producto de la inexperiencia en estos menesteres.
Nos preguntaban si habíamos comido y si era así teníamos que esperar hacer la digestión, además de que nunca se inyectaba en pleno sol sino “con la fresca” que significaba al atardecer.
Antes le daban una palmadita en el lugar del hecho para que se adormeciera y no te doliera el pinchazo. Ahora te dicen: “respira profundo”.
Recuerdo a Ana Colombo, en Puerto Plata, que era experta en poner inyecciones, además de trabajar toda una vida en el Centro Sanitario, institución cuya misión es contribuir a la prevención de enfermedades.
Mi hermano Cruz Pérez Linares laboró por mucho tiempo en esa institución.

-----------------------------------
Columna Folcloreando, publicada en Listin Diario el 29-01-2014
Xiomarita Pérez

miércoles, 22 de enero de 2014

Los concursos de belleza

¿Hasta cuándo vamos a soportar los concursos de belleza? ¿No habrá otro negocio que deje igual beneficio, pero en que las candidatas se preocupen más por nuestra cultura? ¿En el que los organizadores establezcan otros criterios de evaluación y los padres más conscientes no permitan que sus hijas participen?
¿Ustedes sabían que a las candidatas de belleza solo le dan cursitos superficiales? ¿Que así como las preparan, quitándoles y poniéndoles carnes, las preparan solo para desenvolverse con una preguntita cliché que parece que ni los mismos organizadores se saben otra?
Hace varios años les impartí un taller a unas candidatas de Miss Carnaval y además me invitaron como jurado. ¿Saben cuál ganó? La que contestó que el carnaval era una fiesta muy linda, y la mejor preparada en el desarrollo del concurso no quedó ni como semifinalista. 
Al terminar el concurso, le pregunté a cada jurado que por cuál candidata había votado y ninguno votó por la que ganó. Esto significa que hay un negocio. 
En otra ocasión, una sobrina iba a participar en uno de estos concursos y le dije qué implicaba la victoria y si ella estaba dispuesta. Al contestarme que no, fui con ella donde los organizadores a que renunciara.
Tampoco soporto en los concursos la extorsión y no permito donde soy jurado que mis hijas o mis empleados participen, y si lo hacen renuncio como jurado, porque, señores, no podemos ser juez y parte.
Nosotros como padres somos los responsables de lo que está pasando en la sociedad. Somos nosotros los que estamos incentivando este quehacer. Ganan los y las que tienen un enllave, muchas veces los jurados votan para favorecer a un amigo o amiga. 
A estos concursos, por favor, no me inviten, no soy partidaria de esta costumbre.
Son pocas las reinas de belleza que han jugado un papel serio en el país y que han demostrado que tienen una buena formación cultural, pero me da mucha pena que nuestro país se esté promoviendo negativamente al utilizar a jovencitas como voceras, ya sea en el país o en concursos internacionales sin estar preparadas, al menos, en lo básico de nuestra historia y cultura. Esas candidatas están “hechas” del cuerpo ¿Y también de la cabeza?  

---------------------------------
Folcloreando
Xiomarita Pérez
Publicada en el Listin Diario el 22-01-2014

miércoles, 15 de enero de 2014

Soy scout de corazón

El grupo scout No. 5 del ensanche Ozama visito a Ciudad Real II
Hablar de escultismo es hablar de respeto, hacer un bien a alguien cada día, lealtad y honradez. Se es Scout para toda la vida. Existen personas que son scouts y lo dicen con orgullo, porque esto implica formación espiritual para toda la vida
¿Les confieso algo? Si la mayoría de los que vivimos en este país practicáramos el escultismo otra cosa fuera. No existirían los analfabetos emocionales ni los resentidos sociales. En los años 90 hice un curso inicial scout y ustedes saben por qué no me inicié como madre dirigente, sencillamente porque tenía que pasar la prueba de supervivencia, que era, si mal no recuerdo, irme a un lugar con una batata, una yuca y otros víveres que no recuerdo y preferí no seguir, ya que puedo tener otra abstinencia, pero jamás dejar de comer. 
                                              
Pero esto no ha sido obstáculo para llevar una vida sana, transmitiendo energía positiva a todos los que me rodean, servirle al prójimo, no ser hipócrita, egoísta ni mitómana, sino vivir una vida con libertad, sinceridad y honestidad. 
Mis tres hijas se iniciaron en el escultismo en el Grupo No. 7 y todos los sábados bajábamos de Los Ríos para que mis hijas estuvieran a las 2:00 de la tarde participando de las reuniones hasta las 5:00 de la tarde que se realizaban en el Parque Eugenio María de Hostos
Era “un fuete grande”, pero en el poco tiempo que estuvieron valoraron la importancia del grupo. ¿Por qué las escuelas, colegios, profesores y las asociaciones de padres son tan apáticos que no son capaces de tomarse un tiempo para formar un grupo scout en sus respectivas instituciones y desarrollen ideas que los beneficien? ¡Cuántos huérfanos de padres vivos! 
                                                
Sé que en todas partes se cuecen habas, que muchos que dicen ser scouts no cumplen con las reglas de su vecindario, que son insolventes, por no decir  irresponsables, pero no es el grupo que los hace irresponsables.  
Es que la formación que les han dado a esos individuos no es la mejor, como ocurre también con algunos cristianos, educadores que son incoherentes, que sus acciones no corresponden con lo que promueven ¡Siempre listo!

--------------------------- 
Xiomarita Perez
Columna Folcloreando
Publicada en Listin Diario el 15-01-2014

miércoles, 8 de enero de 2014

Los juegos infantiles

Me encanta que las personas se acerquen a mí con un documento folklórico o un objeto antiguo de nuestras costumbres y tradiciones para que lo incluya en mi colección. El sábado recibí un documento que la escritora sancristobalense Blanca Kais Barinas me hizo llegar con su hijo Agustín Perozo
 
Es una copia del Boletín No. 7 del Instituto de Cultura Puertorriqueña, dedicado a las artes populares y la invitación con el programa de un encuentro cultural bilateral de escritores del sur de República Dominicana y el sur de Puerto Rico, realizado en marzo de 2009.
                                
El boletín, de 47 páginas, ya está archivado en el folder de esa isla. Tengo en mi centro los libros “Juegos infantiles de Puerto Rico”, de Calixta Vélez Adorno; “Cuando de jugar se trata, juegos infantiles”, de las cubanas Caridad Santos Gracia y Sonia Correa Cajigal, y “Folklore infantil de Santo Domingo”, de Edna Garrido de Boggs.       
                               
Estos tres libros mencionan en su bibliografía el libro “Juegos y canciones infantiles de Puerto Rico”, de María Cadilla de Martínez, que fue la inspiración de la pionera del folklore dominicano Edna Garrido, cuando realizó su investigación, además del apoyo incondicional de su esposo Ralph Boggs.  
En nuestro país, Edna Garrido, con su “Folklore infantil de Santo Domingo”, ha sido el ente motivador bibliográfico para que muchos autores dominicanos y extranjeros hayan publicado libros cuyo eje temático son los juegos infantiles.             
                                
Cuando leemos estos libros y observamos los juegos, tenemos que pensar en el mismo origen: España. Lo único que varía es el nombre que se le asigna al juego, cambios en las palabras o estrofas de las canciones y el motivo para practicarlo. Lo que debemos tomar en cuenta es que el folklore se transforma, adquiriendo diversos matices que se van re-creando para que no desaparezca.  
                                  
Le agradezco a doña Blanca el haberme cedido el boletín, porque sé de su preocupación por nuestra cultura, y despojarse de todo el documento, incluida la invitación a ese encuentro con escritores, no tiene precio.  Me satisface la confianza depositada en mí, pues en unos años tendrá un valor histórico.

---------------------------------
Columna Folcloreando
Xiomarita Pérez
Publicada en Listín Diario el 8 de enero de 2014.

viernes, 3 de enero de 2014

A disfrutar, practicar y recrear “Los juegos de Xiomarita”


Los Juegos de Xiomarita: Trompo, embique, fufú, yoyo y tirapiedras

“Los juegos de Xiomarita” estarán en exhibición y venta en el mercadito artesanal de Ágora Mall este primer sábado de enero. Es una propuesta de regalos tradicionales para todas las edades, y fechas, como cumpleaños, Navidad, Reyes Magos, “Vieja Belén” y en las visitas a dominicanos residentes en el exterior para rememorar la infancia y enseñarles a los estudiantes, hijos y nietos los juegos de la niñez, para que aprendan a valorar nuestra cultura.  
 Diferentes tipo de trompos de Colombia, Venezuela y del Estado de Cumaná, Venezuela, además uno hecho a mano por un niño de Guayabal, Azua.
La trabajadora del folklore Xiomarita Pérez ofertará un conjunto de juegos con motivo del Día de Reyes y durante todo el año, que incluye trompo, embique, fufú y yoyo, los cuales son juegos tradicionales que pertenecen al folklore material y universal, adquiriendo nombres diferentes dependiendo el país o región.

Agrego que al embique en México, Argentina y Uruguay le dicen “balero”,  “coca” en Colombia (Norte de Santander) y “balero” en el valle; “capirucho” en Guatemala y El Salvador, “bilboquet” en Francia, “perinola” en Venezuela, “kendama” en Japón, “emboque” en Chile y  “boliche” en España.
Resortera o tirapiedras de México y de Moca, provincia Espaillat 

Al fufú le dicen “zumbambico” y “zumbador” en Colombia y zunzún en Ecuador; “gurrufío”  en la parte central y oriental de Venezuela y “runche” en la zona andina. “Chajalele” en Guatemala, “runrún” en Chile y en otros países zumbadora.

Al trompo también se le dice peonza y trompón, pero “trompo” es el nombre más común en el área del Caribe.

El famoso tirapiedras, que antes se utilizaba para cazar pájaros y aves pequeñas, la primera Directora Nacional de Folklore lo venderá con reservas, como objeto de colección y/o decorativo, con el propósito de preservar el ambiente y no incitar a la violencia.
Embiques, baleros o capiruchos de México, Cumana, Venezuela, Colombia, El Salvador y el artesanal.
Los nombres que adquiere el tirapiedras son “charpe” en el Sur de México, “tirapiedras” en el Norte de México y “resortera” en México, “honda” o “jonda” en Guatemala y Costa Rica, “cauchera” en Colombia, y “gomera” y “honda” en Argentina y Venezuela, “Carmelo” en Uruguay, “hondita” en Paraguay, “flecha” en Costa Rica y Venezuela, “hondilla” en El Salvador, “tirachinas” “tirador” y “tiragomas” en España, “tiraflechas” y “tiradera” en Cuba, “guindadera” y “estiladera” en Canarias, “Jebe” en Ecuador, “biombo” en Panamá , “hulera” o “tiradora” en Nicaragua, “gomeru” en Asturias y “tirabeque” en zonas del norte de España.    

 Xiomarita Pérez hace un llamado a la familia dominicana para que, además de comprar los juguetes que en la actualidad son los preferidos de los niños y adolescentes, adquiera estos juegos que practicaron cuando tenían sus edades y así contribuirán a recrear la cultura tradicional y popular dominicana y de otros países, además de que estos juegos forman parte de nuestro patrimonio oral e intangible.
------------------------------------------
Xiomarita Pérez
Publicado el 3 de enero de 2014 
Fotos tomadas por Xiomarita Pérez
Estos juegos pertenecen a la colección de Xiomarita Pérez
 









jueves, 2 de enero de 2014

Plegaria folklórica 2014



Señor, hazme instrumento de tu paz, dale seguridad a las personas que sientan que los otros le hacen sombra. Que traten de hacer su trabajo sin opacar a los demás
Que sean creativos y que no piensen que le quitarán un lugar en el espacio, que sepan que los puestos no son para siempre y que todas las personas tienen derecho a escalar.
Ayúdalos, Señor, a no ser mitómanos, a ser leales y no pretender llamar la atención a personas que se han destacado por su trabajo dentro y fuera del país. 
Perdónalos, Señor, aunque ellos sí saben lo que hacen. Que no se puede escupir para arriba, que reconozcan la trayectoria de los demás.
Padre Santo, a esas personas ayúdalas a recapacitar, ayúdalas a pensar antes de tomar decisiones, aunque es la falta de experiencia e inmadurez que hace que actúen de esa manera.
Ayúdame a seguir siendo como soy, a darle oportunidad de crecer a todos los que estén a mi lado, a alegrarme de todas las cosas positivas que les sucedan, yo estaré allí para servirles, a seguir siendo clara y sincera con mis actuaciones
Padre Santo, todas las cosas que me han sucedido en estos últimos años han sido para bien. 
He crecido con los tropiezos, sin el apoyo de seres humanos que estuvieron cerca de mí, pero esa ausencia me ha brindado la oportunidad de aprender, de desarrollarme, de crecer y de saber que siempre es bueno dar la mano, pero hacerlo espontáneamente, sin esperar recompensas, porque de lo contrario no surte efecto.
Padre Santo, sabes que no guardo rencor, pero tengo una memoria increíble, esa que me ha servido para producir mis obras de forma empírica, pero con disciplina y entusiasmo, que solo se logra cuando no existe el egoísmo, la envidia, los celos y la mala fe que circunda a muchos seres humanos que necesitan en estos momentos despojos espirituales, para limpiar sus almas llenas de resentimientos y negatividad. 
Gracias, Padre, por darme esta oportunidad de desahogarme, porque así mi aura se llenará de energías positivas y puedo transmitirlas.
Permíteme en este nuevo año seguir haciendo una obra a alguien cada día sin esperar retribuciones. ¡Amén!

---------------------------------------------
Columna Folcloreando
Xiomarita Pérez
Publicada en el periódico Listin Diario el jueves 2 de enero de 2014.