jueves, 8 de mayo de 2014

Xiomarita inicia curso de baile en primavera-verano



Para aprender a bailar hay que tener una comunicación íntima con la música. “El baile es disfrute, es gozo y por lo tanto la persona debe vivirlo”, dice Xiomarita Pérez
                                       
La Escuela Dominicana de Ritmos folklóricos y Populares (EdoRitmos) dejó abiertas las inscripciones de un curso para aprender a bailar merengue, salsa, bachata y son en seis domingos corridos. 
Las clases, que iniciarán el domingo primero de junio y culminarán el domingo 6 de julio, se impartirán en Adrian Tropical de la avenida Abraham Lincoln de 9:00 a 10:30 de la mañana.
El objetivo de este curso es que los interesados se decidan a aprender a bailar los ritmos que suenan en la actualidad y fortalezcan las relaciones personales.
EdoRitmos enseña los bailes con una metodología que parte de cero, es decir, imparte primero la calistenia rítmica para que el participante se pueda desarrollar sin limitarse a movimientos robóticos, como generalmente ocurre con el merengue, la bachata y algunos estilos de la salsa, como la salsa en línea.
En estos casos, como el participante no posee los conocimientos básicos se le dificulta el giro y el desplazamiento libre en la pista, lo que obstaculiza también el movimiento de la cintura.
La falta de orientaciones necesarias, además, hace que en lugar de bailar la persona  se la pase contando los pasos, dando vueltas y contra vueltas sin criterio, quitándole elegancia y belleza al baile.
Xiomarita Pérez, directora de EdoRitmos, expresó que cada persona tiene su estilo de baile y que, a menos que se trate de un grupo coreográfico o de competencia, las parejas deben mantener su individualidad.
“El baile es disfrute, es gozo y por lo tanto la persona debe vivirlo”, dice.
Beneficios
Xiomarita explica que el aprendizaje del baile influye positivamente en las relaciones,  ya que el ser humano es sociable, pero necesita de la decisión personal para lanzarse a un conocimiento nuevo que le permitirá desenvolverse en una pista de baile.
El baile, asegura, fortalece la relación de cualquier índole por la seguridad y la confianza que se adquiere durante y después del proceso de aprendizaje.
“Aunque nuestra misión es enseñar a bailar con una metodología ya implementada, para EdoRitmos lo principal es trabajar el participante como ser humano, brindándole confianza y empatía, transmitiéndole familiaridad”, expresa Xiomarita.
A esto contribuye el hecho de que sus hijas Nathalia, Noelia y Amelia Holguín Pérez laboran como instructoras de las clases, permitiendo un equilibro generacional por sus diferentes edades, pues en la escuela, como dice Xiomarita: “Aceptamos personas de 10 a 101 años, siempre y cuando estén interesadas en aprender”.
Para mayor información, escribir al correo xiomaritatebrinca@hotmail.com  o comunicarse al celular 809-383-4402.

-----------------------------------------
Publicado el 8-05-2014


No hay comentarios:

Publicar un comentario