miércoles, 26 de febrero de 2014

De nuevo el traje típico

A propósito de una columna aparecida en el periódico LISTÍN DIARIO el 13 de este mes de febrero relacionada con el traje típico nacional, debo aclarar ciertas cosas que desvirtúan el propósito de la entrevista que me hizo Yaniris López, en la cual expongo mis apreciaciones y también la de doña Edna Garrido de Boggs y otros estudiosos de que nunca en nuestro país ha existido un verdadero traje típico, sino nacionalista. Hasta la fecha trato de tener argumentos para rebatir, porque de lo contrario perdería credibilidad ante los lectores. 
Si bien es cierto que en la “Bibliohemerografía” de mi autoría quedaron sin incluir muchas hemerografía (recortes de periódicos y revistas que tratan de un tema en específico), “peiné” todo lo que se había escrito sobre el traje típico desde el 1944, centenario de la Republica, cuando se realizó un concurso organizado por María Trujillo, el cual no se materializó y el nombre del concurso fue Concurso de Diseños para un Traje Típico Nacional y en otro título Diseños para Trajes de Fantasía Típico Dominicano, que sería en tal caso lo correcto, porque lo típico lo da el uso constante, la cotidianidad, en la cultura tradicional. Respecto a quién diseñó el traje ganador en el concurso del año 1969, en los periódicos de esa época aparece Ilda Kelly como la diseñadora, no Flérida de Nolasco.  
Según un escrito en el periódico El Caribe, bajo la firma del periodista Rafael Abreu Ortiz, del 14 de abril del 1969, se lee: ”El modelo fue diseñado por Ilda Kelly y el mismo se basa en la civilización y las costumbres traídas al país desde España en la época del Descubrimiento. Según la historia, el traje fue traído al Nuevo Mundo por las doncellas de la corte de la virreina, doña María de Toledo y Rojas”. 
Doña Rita Cabrer también estampa en la revista Bohío del 2007, más o menos lo mismo  que el periodista de El Caribe, entonces claro está que la información salió de los organizadores. 
Los aportes de las personas que crearon el concurso de 1969 hay que valorarlos en su justa dimensión, pero no porque el vestido tenga más de 40 años usándose significa que es lo correcto. Lo escrito permanece en el tiempo. ¿Caso cerrado? 

------------------------------------
Xiomarita Pérez
Columna Folcloreando 
Periódico Listín Diario 26-02-2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario