miércoles, 6 de noviembre de 2013

Danzones populares

Quizás porque los domingos mis padres visitaban el Yuly Bar y el Yosy Bar en Imbert, y el Garden City en Sosúa, Puerto Plata, y me llevaban consigo, aún con 7 u 8 años, para disfrutar en familia de la música de esos tiempos, fue que se despertó en mí la apreciación de todo tipo de música, a tal punto que cuando vinimos de retirada a la capital, me gustaban los danzones y la “música vieja”

Don Mario Báez Asunción
 Es más, cuando cumplí mis quince, mi madre me preguntó qué quería de regalo de cumpleaños y le expresé: un long play de La Bella Cubana con la orquesta Siglo XX. En mi casa había un radio portátil, de esos que tenían una agarradera en la parte de arriba y mi madre, como sabía que me gustaban los danzones, me despertaba todos los domingos a las ocho de la mañana con el programa “Danzones populares”, que se transmitía por Onda Musical, en amplitud modulada. 
Me despertaba con alegría, con entusiasmo y me ponía a limpiar la casa, pues ese era el fin de mamá: que me levantara contenta a limpiar.
El programa era de 8:00 a 9:00 de la mañana y luego se transmitía el programa “Danzas de Puerto Rico”, que también disfrutaba. Recuerdo A Julita Ross en “Adiós, adiós amores, encanto de mi vida, la perla más querida, vida de mi vida del amor, adiós, siento en el alma pesares, que jamás podre olvidarÖ” ¿Y ustedes saben quién hacía el programa? ¡Oh!, “el hijo de Lidia”, don Mario Báez Asunción, que por cierto, cuando el despidió su programa de por vida, que para mí fue una pena, le pedí al director de la revista Bemoles, Pablo Jerez, que por favor me dejara hacerle una entrevista a don Mario y me di el placer de hacérsela en siete páginas.                                              

Los hijos de Barbarito Diez, Pablito Diez y Barbarito Diez Junior, durante la visita al país en el 2009, con motivo del Centenario del Nacimiento del "Rey del danzón".
                        
Don Mario colocaba especialmente los discos de Barbarito Diez y los comentaba, porque para él y para muchos Barbarito ha sido el más grande intérprete del danzón; también escuchábamos los danzones instrumentales: “Quién tiene tu amor”, “Teléfono a larga distancia”, “Salón México”, etc.
Qué bonito e interesante sería organizar una fiesta con esas danzas y danzones que vivimos en esa época de los 70. ¿Quién se anima?

No hay comentarios:

Publicar un comentario