viernes, 9 de agosto de 2013

Domingos de "Bonyé"


El son, la salsa, el merengue tradicional, la salve, y todas las artes musicales se dan cita en este reencuentro de gente.





Las Ruinas de San Francisco se han convertido desde hace varios años en el escenario obligado para bailar y compartir cada domingo a partir de las 5:00 de la tarde.

Decir “voy para Bonyé” es lo mismo que caer allá, ya que eleva esas ruinas coloniales a su máxima expresión por el personaje que le ha dado vida al lugar desde sus inicios, y energía al grupo musical homónimo, compuesto por Félix Báez, Néstor Sánchez, Chino Méndez, Franklyn Soto y Roberto Bobadilla. 


 José María Guerrero es “Bonyé”, quien fuera la pareja de baile de Inocencia Paredes (Chencha). Dibujaba sus pasos, hacía figuras, punteos acompasados, ganándose el  cariño y el respeto de todos los que lo conocieron, como un ícono bailable del son.

El son, la salsa, el merengue tradicional, una salve, un grupo folklórico, un cantautor y todas las artes musicales se dan cita en este reencuentro de gente con ganas de disfrutar sanamente, al aire libre. 

Es un encuentro con la cultura del mundo, es un punto turístico y todos caben en este espacio, siempre que no se atente contra la moral y las buenas costumbres.

Desde el medio día la gente llama a los camareros vía celular, para que le reserven sus mesas en un lugar cómodo y cerca de la pista.


Sino, se sientan en la grama, las escaleras y hasta llevan sus banquitos y sillas portátiles para botar el golpe bailando o disfrutar observando a una que otra pareja moviendo el esqueleto sin saber por dónde va el ritmo, pero lo importante es que se sienten bien, ya que ese lugar no es frecuentado por la mayoría de los soneros, que son críticos con su baile urbano.


Es para todos los que sientan que la música forma parte de su vida, los niños, jóvenes y adultos en sano esparcimiento.




Momento dedicado a los héroes de la patria

Uno de los momentos más solemnes es cuando el reloj marca las 8:00 de la noche.

Es la alabanza a la bandera dominicana, la insignia tricolor, que se inicia con la canción Quisqueya, cantada por todos los asistentes y dirigida por Néstor Sánchez, quien hace mención de todos los que contribuyeron a nuestra libertad, como país.

Luego el acto es sellado con Los Algodones, un merengue clásico que ha hecho historia, interpretado por el Grupo Bonyé.

Las 10:00 de la noche y es hora de partir, dejar atrás a esas ruinas solitarias, las que recobrarán vida el próximo domingo

-------------------------------------------------------
Por Xiomarita Pérez
Publicado en el Listin Diario, el 28 de julio 2013 


No hay comentarios:

Publicar un comentario