miércoles, 15 de mayo de 2013

Marca de carros


 Aunque no disfruto conducir vehículos de motor, siempre me han encantado los carros y quizás por eso jugué a nones y pares con mis amiguitos, frente a mi casa en Villa Juana. También era apasionada de las carreras de carros. Recuerdo de “Choflechauer”, uno de los corredores más aclamados en la pista de San Isidro y nunca me perdí una de esas carreras por televisión, además de vivir frente a uno de los mecánicos especializados, como Cocó. 
Jugué a “Cepillo”, que se anotaba un punto el primero que veía ese carro pasar. Otro juego era adivinar la marca de los carros que transitaban frente a mi casa y yo siempre ganaba. 
Mi memoria siempre estaba nítida para estos asuntos. Tener un Chevrolet era tener un carro, como dicen. Hasta para cerrar una de sus puertas había que tener mucha fuerza.
Existían el Anglia, Pontiac... Jorge Pimentel Awltrey tenía un Triumph; el Studebaker era un carro grande, que, por cierto, existe aún una línea de carro Puerto Plata-Santo Domingo con ese nombre cuyo propietario era Macalé
También las marcas De Soto, Cónsul, Opel, Buick, Comet, Porky, Morris, Cadillac, Dodge, Peugeot 404 y los modelos Belair e Impala de la Chevrolet.  
El saxofonista Juan Colón tenía un Ford Cortina; una profesora de física en la UASD tenía un Citroen; el doctor Moran un Safari. Mi padre Viterbo Pérez tenía un Chevrolet modelo Biscayne, un Mercury y un Austin Cambridge gris. 
Los usaba para trabajar de Puerto Plata a Santo Domingo y para las salidas en familia los domingos a los pueblitos aledaños, y cuando emigramos a la capital, tenía un camión Austin y un “Magiruz Deust”. 
Antes de mi padre poseer esos tres vehículos, tenía un carro negro que le daba mucho tormento todos los días en la mañana. Vivíamos en la calle Antera Mota, en Puerto Plata. Mi padre siempre esperaba que pasara alguien para que lo ayudara a empujar, pues nunca  encendía. Después le sacaron un cantico que decía: “Por la calle Antera Mota no se puede pasar, porque dice don Viterbo: ayúdame a empujar”.   

---------------------        
Columna Folcloreando
Publicada en Listín Diario  
Miercoles 15 de mayo de 2013     

No hay comentarios:

Publicar un comentario